Adiós Hombres de Maíz

Guatemala está a punto de entrar a una nueva era, la era en que la brecha entre la abundancia y la escases es cada vez más ancha; un tal abismo entre la riqueza y pobreza, entre lo natural y lo anti natural.

Guatemala país agrícola, rico en diversidad e increíblemente fértil, podría llegar a ser uno de los más raquíticos del continente Americano si algo tan valioso, como lo es la semilla, llegara a ser privatizada. No hay que ser tan inteligente para entender que de eso depende nuestra alimentación, nuestra salud, nuestro cuerpo; sin mencionar lo catastrófico que sería para nuestra cultura.
Guatemala se sumará a la lista de países estafados y saqueados por el capital extranjero con el consentimiento del Gobierno de don Otto Pérez Molina junto a varios congresistas que firmaron el Decreto Número 19-2014: LEY PARA LA PROTECCION DE OBTENCIONES VEGETALES, sin ni siquiera consultarlo con la población, ésta por su lado sin enterarse ni importarle porque la mayoría nos divertíamos viendo el Mundial de Brasil mientras esto sucedía.

Me pregunto ¿por qué las semillas de Monsanto están prohibidas en países como Francia, Alemania, Gran Bretaña y unos cuantos en América Latina todavía resistiendo?
En la India por ejemplo, muchos campesinos acudieron al suicidio empujados por las grandes deudas que les causó intentar adaptarse a los métodos de Monsanto. Las semillas mágicas ‘mejoradas’ no cumplieron su pretexto: eliminar el hambre, sino todo al contrario.
En el continente Africano esta misma ley, la que protege a los intereses de los grandes capitales extranjeros, ha causado colapsar pueblos enteros debido al mal funcionamiento de las semillas o por el endeudamiento de los campesinos. Hay que saber que junto con la semilla hay otra serie de productos agro químicos como insecticidas, herbicidas y fertilizantes que el campesino está obligado a comprar, esto a su vez con todo el equipo que requiere el empleo del producto.
“Reportes de suicidios colectivos por parte de empobrecidos agricultores golpearon la opinión pública hace unos tres años, cuando decenas de granjeros se suicidaron para escapar de la carga de los altos precios y la falla de las semillas de Monsanto.”

En Guatemala, el Gobierno de don Otto Pérez, por medio del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), se propone instalar estos mecanismos en un periodo de 10 años, que prácticamente haría ilegal el manejo de muchas de las semillas que hoy son de libre manejo. Significa que Guatemala le dice adiós a su legado histórico en diversidad natural y fauna, aumentando así la riqueza de unos cuantos por la pobreza extrema de millones. Aumentando problemas ambientales, así como desequilibrios más drásticos en nuestro clima.
De todas las leyes absurdas, de todos los abusos de poder, de todas las formas de acabar con la vida, ésta es sin duda una de las más nefastas jamás conocidas. Hablar de decretar el uso obligatorio de las semillas ‘mejoradas’ de Monsanto, equivale a hablar de un genocidio silencioso. Al hablar de las semillas transgénicas, es hablar de crisis alimentaria –al contrario como lo ofrecen ellos-, problemas graves de salud a mediano y largo plazo, incremento del cáncer, tumores, malformaciones, esterilidad en hombres.
Muchos de los problemas de salud por esa causa ya se pueden ver actualmente, cada vez son más los casos de cáncer y alergias, por ejemplo.
El asunto es que empresas como Monsanto, Bayern o Dupont, fabrican comida para ser vendida, no para ser comida. Sin embargo ellos dicen haber encontrado soluciones reales a la crisis del hambre, así muchos países han caído en la trampa entregando la soberanía alimentaria de su pueblo.

Para instalar dicha Ley -superando la absurda realidad- el Gobierno de don Otto Pérez Molina, junto con el Congreso de Guatemala, han aprobado una flamante Ampliación del Presupuesto de Egresos, de nada menos que quinientos cincuenta millones de quetzales (Q550.000.000), la cual viene directamente del Endeudamiento Público Externo, como se explica en el Decreto No. 19-2014. O sea que Guatemala está patrocinando su propio saqueo.

Si como individuos y sociedad estamos dispuestos a dejar que esto pase, estamos dispuestos también a aceptar las consecuencias.

-.Bonifaz Díaz
Quetzaltenango, Guatemala.

Anuncios

2 comentarios sobre “Adiós Hombres de Maíz

  1. Bien dicho!

    Como siempre las autoridades velado por el derecho de sus narizotas que no se cansan de esnifar como drogadictos las riquezas de nuestra tierra sin importar encima de quien pasan, sin importar el daño que causan, sin pensar en los daños a largo plazo, a las siguientes generaciones, incluso de su propia legión de demonios…

    Nuestro pueblo esta cansado de luchas, las armas ya no resuenan entre las opciones de solución. Pero que tal una guerrilla de jardines? plantar cada semilla nativa que pasa por nuestras manos, por nuestras cocinas, por nuestros patios, sembrarla! darle hogar, cariño, agua y luz, ponerla en la tierra donde es su objetivo estar…

    La gente en las ciudades, esclavos de las comodidades y las deudas de la sociedad moderna se queja diciendo que el dinero no crece en los arboles… Sin pensar que la comida si, literalmente crece en los arboles. De arboles esta hecha tu mesa, tu silla, tu sofá, tu cama, tu ropero, el papel en que escribes, el cartón donde vienen los huevos que compramos… Pero el dinero no… Que triste verdad? si tan solo pudieramos crecer dinero en los arboles, que luego cosechariamos felices para comprar ipads y BMWs. Asi seriamos todos felices…

    Pero nuestro patético gobernador? quizás no esta tan seguro de que el dinero no crezca en los arboles, quizás el ve esta oportunidad como Quien dijo que el dinero no crece en los arboles? ok quizas en el maiz o la soya, o el arroz o el trigo, los cuatro mas grandes cereales para alimentar al mundo…

    Los consumidores debemos intentar regresar al conocimiento de la tierra, aprender a alimentarnos como “Dios manda!” de la tierra en su mas simple y sublime presentación, como los animales, silvestremente, y cuando la domesticación desaparezca y todos seamos animales salvajes quizás desaparezcan las guerras, las injusticias sociales, las fronteras y los políticos de mierda.

    Don Otto y toda su legión son gente digna de un biodigestor, pero no para que tengan uno sino para colocarlos dentro de uno, que después de agregar semejante mierda puedan quizás a través del fuego purificador, desintegrar sus malditos gases de ambición y poder, incinerándose mientras se transforman en luz. Su única oportunidad de trascendencia. En mi humilde y mal humorada opinión.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s