Ojos que no ven, corazón que no siente.

“Ojos que no ven, corazón que no siente”, reza un dicho.
Otro dice “No hay peor ciego que el que no quiere ver”.

A propósito, ninguna novedad son los conflictos de gran escala que se dan lejos de nuestro lugar de residencia; las guerras, las ocupaciones, las grandes huelgas, los movimientos sociales, abusos de poder, la explotación de recursos, discriminación racial, de género… mucho de esto sucede actualmente a nuestro al rededor, quizás muchas veces no lo sabemos por tan entretenidos y ocupados que estamos en cualquier otra cosa, ya ni sabemos qué hacer con tanta información.
¿Entonces qué onda?

Muy a menudo asumimos una actitud pasiva porque damos por hecho que no se puede hacer ya nada y que seguramente nuestras acciones no podrán causar efecto alguno, mas vivimos en un mundo donde todos tenemos que ver con todo y que nadie está verdaderamente separado y que, de cualquier manera, algo podemos hacer por más pequeñas e insignificantes que parezcan nuestras acciones. Se piensa a menudo que las pequeñas acciones pueden hacer la gran diferencia.

A veces solo con hablar sobre el tema es suficiente, de allí pueden nacer las ideas, del intercambio de opiniones y perspectivas. Otras veces se pueden usar los medios que tenemos a disposición: protestar pasiva o activamente por medio de las redes sociales y en la comunidad, denunciar lo que nos parece injusto y, en el mejor de los casos, proponer alternativas prácticas.
En realidad lo más efectivo es la acción. Acciones honestas, simples, encaminadas a promover un cambio, y en este sentido vale la pena resaltar que las acciones más efectivas son las que nacen y empiezan en uno mismo.
Se puede uno valer de cualquier herramienta o medio disponible.

Personalmente creo que el arte puede ser un canal efectivo de denuncia, de promover el cambio, de llevar un mensaje diferente. Cualquier forma de arte se vale porque al final de cuentas todos tenemos algo de artista y todos tenemos la capacidad de criticar, valorar y crear. De hecho, esto tiene de particular el arte, que en teoría -y en la práctica-, como en la guerra y en el amor: se vale de todo!

El problema /y la solución/ es usted.
El problema /y la solución/ es usted.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s